jueves, 26 de julio de 2007

Vuelta a la actualidad

Después de un tiempo alejados, por fuerza mayor, de la cotidiana actualidad, y aún a riesgo de que ya sea tarde, no queremos dejar de reflejar algunas de las noticias y sucesos que se han ido produciendo en todo este tiempo y que consideramos dignas de reseñar, como por ejemplo:

- La actitud de Juan José Padilla en la plaza de Ceret tras la cogida de Luís Francisco Esplá.
(En TAUROFILIA, testigos presenciales, bajo el titular de "Y ahora que lo grave a terminado" nos lo cuentan)

- El triste y lamentable espectáculo de ver como José Ortega Cano, un buen torero no hace mucho tiempo, arrastra su nombre y nuestros recuerdos por plazas de tercera, se supone que, y eso es lo más lamentable, para hacer caja. Esta vez, se dejó un toro vivo en Fuentesaúco (Zamora).
(En TRIBUNA DE SALAMANCA, Paco Cañamero, en el artículo “De figura a sinvergüenza” nos informa de este festejo)
(DESDE EL TENDIDO 6, bajo el título de “Vete, por favor” se reflexiona sobre este triste espectáculo)

- La novillada de Yuncler, claro ejemplo de cómo funcionan los montajes de novilladas en los pueblos. Sin duda se pueden sacar conclusiones sobre la situación de injusticia y abuso en la que se mueven los becerristas y novilleros. ¿Cómo queremos renovar el escalafón tratando así a los jóvenes aspirantes? Y lo que es más grave ¿A quién y bajo qué condiciones subvencionan los Ayuntamientos para el montaje de estos negocios? ¿No se podría hacer de otra forma?
(En TOROSYMAS, bajo los títulos de “Novilladas en los pueblos I”, “Novilladas en los pueblos II” y “La novillada de Yuncler” nos lo cuentan)

- La corrida de toros -sin toros- de Ávila a beneficio de la “Plataforma para la Defensa de la Fiesta”, nos reafirma en nuestros pincipios.
¿Qué fiesta pretenden defender?
Desde nuestro punto de vista el toro es el protagonista principal de este espectáculo. Aquí es donde radica la diferencia fundamental entre una visión y otra de la Fiesta. Creemos firmemente que solo el toro será capaz de devolver a esta Fiesta la grandeza perdida. Sin el toro, o con el toro domesticado y desmochado que nos presentan, las florituras, alardes y posturitas tienen muy poco valor para los aficionados. Para eso, en vez de corridas, que se organicen festivales, al menos así sabríamos a lo que atenernos y no nos sentiríamos estafados.
Creemos que nuestros caminos van en sentido contrario porque parten de dos visiones diferentes de la Fiesta, las mismas dos visiones que han existido desde siempre. La nuestra está clara y se concreta en una frase que encierra la esencia de la Fiesta: “nada tiene importancia si no hay toro”.
(Desde numerosas Web y Blog se opina sobre este festejo, pueden darse una vuelta por ellos para hacerse una idea, merece la pena. Si que queremos crear un enlace con la página web de "La Plataforma para la Defensa de la Fiesta" donde ofrecen una visión muy distinta de este montaje, merece la pena leer sus opiniones para saber hacia donde caminan).

1 comentario:

don justo dijo...

Esto de José Tomás es un negocio y punto. No le demos más vueltas, es lo de siempre. La única diferencia con los montajes a los que estabamos acostumbrados, los de la prensa rosa, es que para esta ocasión han buscado el apoyo entre intelectuales, artistas, gente de pedigrí y aficionados de prestigio... y si cuela, cuela.
No es más que un nuevo intento con los mismos ingredientes: el toro dócil y afeitado.
Así vamos a peor.